Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 11 de diciembre de 2010

tirando de fito

Lo que me llevará al final, serán mis pasos no el camino, no ves que siempre vas detrás cuando persigues al destino. Siente la mano y no el puñal, nunca lo que pudo haber sido, no es porque digas la verdad es porque nunca me has mentido. No voy a sentirme mal si algo no me sale bien, he aprendido a derrapar y a chocar con la pared que la vida se nos va como el humo de ese tren, como un beso en un portal, antes de que cuente diez.
Y no volveré a sentirme extraña aunque no me llegue a conocer y no volveré a quererte tanto y no volveré a dejarme de querer. Deje de volar, me hundí en el barro, y entre tanto barro me encontre algo de calor sin tus abrazos ahora sé que nunca volveré.

carpe diem

No hay comentarios:

Publicar un comentario