Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Piensalo bien, ¿qué ocurrira mañana?
Un trabajo con horarios, una chica y la corbata, suegros, niños, la colada.
Cuando quieras darte cuenta, se acabó lo que se daba. Ahora es el momento de dejarte llevar, ver la importancia de todo lo casual.
¡Coge tus sueños al vuelo! Todo lo bueno, malo y nuevo. Las voces, los segundos, lo importante, lo absurdo.
Desaparecen las distancias cuando descubres el mundo. Si necesito relajarme no lo pienso dudar.
Ya no decide mi destino la cantidad de dinero. Ahora puedo. Vivo consciente, pero sin freno.
Y cuando alquien me pregunte, ¿por qué se mueven mis días?
Respondere sin dudarlo.
¡¡Por la falta de rutina!!
Porque me arden los ojos a cada nuevo día, y contemplo cosas que ayer, no veía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario